El mercado global de publicidad en Internet, dominado por Google y Facebook, dejará de ser el medio publicitario de más rápido crecimiento por primera vez desde los inicios del boom y la crisis de las puntocom de principios de siglo. Si desde entonces, la publicidad en internet era la que crecía a mayor ritmo año tras año, en 2020 por primera vez será superada en cuanto a crecimiento por los medios tradicionales, según un informe de Zenith, que recoge The Guardian.

En concreto, el estudio pronostica que la publicidad en Internet crecerá un 10% a escala mundial el próximo año, mientras que la publicidad en el cine, que se prevé que aumente más del 12% el próximo año, se convertirá en el medio publicitario de mayor crecimiento. Vallas publicitarias y cartelería general registrarán también un importante crecimiento. La razón: las marcas buscan un espacio sin riesgo para gastar sus presupuestos publicitarios.

Las principales empresas han expresado su preocupación por los escándalos digitales, como el de Cambridge Analytica, las “noticias falsas” y los anuncios que aparecen junto a videos inapropiados de YouTube, como material extremista.

Por contra, la industria del cine está experimentando una edad de oro. Por ejemplo, en el Reino Unido, la asistencia a las salas ha alcanzando su nivel más alto desde 1970 y se están alcanzando cifras récord en cuanto a beneficios.

La inversión en tecnología, desde los efectos especiales utilizados en las películas taquilleras hasta la lujosa experiencia de sentarse en un cine nuevo, con asientos reclinables de cuero, sofás y menús de restaurantes, ha impulsado un renacimiento del cine a pesar de la proliferación de servicios de transmisión por secuencias como Netflix.

“Desde Wonder Woman hasta The Avengers, Black Panther o The Favorite, el cine tiene una gran variedad de películas con un público cautivo que los anunciantes saben que pueden recibir un mensaje específico”, dijo Tim Richards, fundador y director ejecutivo de la cadena Vue, recoge The Guardian.

También se espera, pronostica el informe, que el sector de la publicidad al aire libre, que incluye vallas publicitarias, los laterales de los autobuses y las estaciones de ferrocarril, crezca a un 5% a nivel mundial en 2020, lo que se traducirá en una disminución del gasto en publicidad en otros medios, incluidos periódicos y televisión. Las vallas exteriores están viviendo una segunda juventud al incorporar paneles de alta definición y un lenguaje narrativo propio adaptado a este formato.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here