Editorial Prensa Ibérica cumple 40 años. Uno de los principales grupos de periódicos españoles, con una fuerte penetración local, celebra estos días su 40 aniversario con diversos actos, uno de ellos en Oviedo, en donde tiene su periódico enseña, La Nueva España. Una exposición de 40 portadas sirve de marco para repasar la trayectoria de esta editorial, que preside Francisco Javier Moll y que cuenta como consejero delegado con Aitor Moll y con Isidoro Nicieza como director general de Contenidos.

En el acto de inauguración, el presidente del Principado, Javier Fernández, hizo un elogio de la “resistencia” del periodismo ante el embate de unas redes “que no son fugaces, que seguirán propiciando la balcanización y que, tal como se ha comprobado, serán aprovechadas para cortar trajes a medida para el electorado o para influir en apoyo de tal o cual interés”.

Según Francisco Javier Moll, este cuadragésimo aniversario “es la celebración no de los éxitos de nuestra compañía, sino de la labor de los profesionales que, a lo largo de los años, lo han hecho posible y, por supuesto, de los anunciantes y lectores que confían en nuestra información. Ellos son nuestra razón de ser”.

Javier Moll, presidente y fundador de la compañía, recuerda que “la historia de Prensa Ibérica discurre, desde sus orígenes en Canarias, de la mano de nuestra historia democrática”. La Transición -afirma- fue “un fenómeno complejo en el que la aparición de nuevos grupos de comunicación como el nuestro supuso, sin duda, una bocanada de aire fresco para una sociedad sedienta de libertades”.

Arantza Sarasola, vicepresidenta de Prensa Ibérica, asegura que “los españoles concedimos un papel decisivo a los medios porque habíamos aprendido que la libertad de prensa era garantía de democracia y de progreso”. “”La Provincia” y “Diario de Las Palmas” pusieron su granito de arena en esa gran transformación colectiva que hizo posible una España mucho mejor, y estamos orgullosos de ello”, añade.

La fundación de Prensa Ibérica como el grupo familiar de empresas regionales de comunicación que hoy conocemos tuvo lugar en 1984 al acudir a la subasta de los Medios de Comunicación Social del Estado, que permitió la expansión al territorio peninsular mediante la compra de las sociedades gestoras de “La Nueva España” , de Asturias; “Levante-EMV”, de Valencia, e “Información”, de Alicante.

En 1986 adquirió “Faro de Vigo”, que, fundado en 1853, es el periódico decano de la prensa española. Dos años más tarde, en 1988, el grupo funda “La Opinión de Murcia”, que es la primera de una serie de cabeceras con el nombre de “La Opinión”. En 1990 nace LA OPINIÓN DE ZAMORA, que, tres años después, se fusiona con “El Correo” para dar origen a LA OPINIÓN-EL CORREO DE ZAMORA. Después vendrían “La Opinión de Málaga” (1999), “La Opinión de Tenerife” (1999) y “La Opinión de A Coruña” (2000).

En 1991 Prensa Ibérica adquiere “Diario de Mallorca” y “Diario de Ibiza”. Y en 1996 el grupo incorpora el idioma catalán a su red de prensa con la compra de “Diari de Girona”. Más tarde, en 2005, el periódico “Empordà”, y en 2006, “Regió 7”.

A Prensa Ibérica pertenecen además el diario deportivo “Superdeporte”, fundado en 1993, y el semanario “Mallorca Zeitung” (2000), publicado en alemán.

Deja un comentario