Earnest Perry, profesor de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Missouri

Una de las críticas que se hacen al periodismo digital de hoy tiene que ver con la escasa contextualización que suelen incorporar las noticias, más volcadas, con sus honrosas excepciones, en el bombardeo de la última hora y de las constantes actualizaciones con las que captar la atención del lector por unos segundos, que en contextualizar la información y explicar los procesos que han llevado a que esa situación se produjese o, en todo caso, destacar hitos anteriores parecidos y sus consecuencias. No siempre es posible, lógicamente, ni en todas las noticias, ni es incompatible publicar la noticia de última hora y después contextualizarla, pero sí adolece el periodismo actual, de falta de contexto y, en muchos casos, de visión histórica.

Precisamente a esta carencia se refiere el historiador estadounidense especializado en historias de los medios, Earnest Perry, quien asegura, en una entrevista aparecida en el Reynolds Journalism Institute, de la universidad de Missouri, que los periodistas harían bien en considerar los antecedentes históricos de las últimas noticias, porque “ignorar el contexto disminuye la credibilidad de los medios”.

Según Perry, “hay que mirar más allá de las noticias más recientes. No puedes parar ahí. Tienes que ir y ver qué otros libros y artículos se escribieron sobre un tema en particular. Hay que comprender que cada historia ha tenido antecedentes o se ha dado de forma parecida. Por ejemplo, esta no es la primera guerra comercial en la que ha estado Estados Unidos. No todas las decisiones de la Corte Suprema de los Estados Unidos son “puntos de referencia”.

Perry apunta a que en periodismo se abusa del calificativo de “histórico”, cuando es sólo el devenir del tiempo el que dirá si es histórico o no: “No puedes afirmar que algo es “histórico” porque simplemente sucedió. Por ejemplo, lo de John Roberts apoyándose en el ala liberal de la Corte Suprema de los EEUU para defender la Affordable Care Act podría ser histórico, ya que podría ser el comienzo de la atención médica nacional en este país, pero la única forma de saberlo es si dura. Pero todavía no lo sabemos. Describir algo que acaba de suceder como “histórico” es una falacia.

“Los periodistas viven el momento”

Según el historiador de la Universidad de Missouri, “los periodistas viven el momento. Tienden a gastar gran parte de su tiempo disponible para tratar dónde estamos ahora y dónde vamos a ir en lugar de cómo llegamos aquí”, y esta circunstancia, agrega Perry, “es mala, porque parece que nunca hayamos visto nada como lo que pasa cada día. Y sí, lo hemos visto”.

Como ejemplo, vinculado a EEUU, Perry cita la supremacía blanca: “La supremacía blanca no es nada nuevo. De nuevo, se remonta a la fundación de la República. Somos un país que legalizó la esclavitud y luchó en una guerra civil para terminarla y luego estableció leyes que la legalizaron (segregación racial). Pero muchos de los periodistas de hoy cubren todos estos casos de supremacía blanca como si nunca hubiéramos visto esto antesLos medios no son proactivos. Está reaccionando a los acontecimientos”.

Una visión histórica podría, a juicio del profesor, ayudar a comprender mejor cómo un evento histórico se conecta con un posible evento actual, “especialmente si el periodista reconoce que esto ya sucedió una vez, lo que en la mayoría de los casos ocurre. Por lo general, si un periodista hace eso, entonces es un buen periodista. Pero la mayoría de los periodistas tienen dificultades para ver cómo la historia desempeña un papel en muchas de las cosas que suceden hoy”.

Acceder a la entrevista completa (en inglés)

Deja un comentario