El Center for Media Engagement de la Universidad de Texas en Austin ha hecho pública una nueva investigación sobre el engagement o interés que las noticias que reproducen rifirrafes o insultos entre políticos crean en la audiencia. 

En el estudio, una muestra de lectores de Estados Unidos fue expuesta a artículos y titulares centrados en comportamientos de líderes políticos, que incluían insultos, exageraciones, partidismo extremo, etc. “Los resultados han mostrado que el efecto sobre el engagement para los medios es mínimo y la reputación de los periódicos, por contra, se ve afectada”.

La investigación recuerda que las redacciones han empleado una variedad de estrategias para atraer a los lectores en un entorno digital de noticias muy competitivo. “En un estudio anterior sobre clickbait, descubrimos que los titulares que utilizan una pregunta hacen que sea menos probable que las audiencias participen. Aquí, examinamos otro tipo de contenido de clickbait y nos fijamos en si la cobertura de noticias que enfatiza este tipo de comportamiento por parte de los líderes políticos hace que los lectores participen o desconecten de ellas”.

Para determinar los efectos de la cobertura de indignación, los autores de la investigación  pidieron a 1.535 participantes que leyeran titulares de noticias y artículos al respecto, de una fuente de noticias ficticia (The News Beat) y luego se les pidió que respondieran preguntas sobre el artículo de noticias y la fuente. 

Estas son las principales conclusiones:

1.- Los artículos de políticos que manifiestan indignación promueven la percepción de “noticias falsas”.

“Artículos enfocados en políticos gritándose unos a otros y negándose a avanzar en
los problemas llevaron a que las personas estuvieran más de acuerdo con la afirmación de que The News Beat podría ser una fuente de “fake news”. Una consecuencia de reproducir estas batallas y que otros han documentado es que puede disminuir la confianza en el medio. “En nuestro estudio, encontramos evidencia de que este también es el caso cuando las redacciones cubren ese comportamiento”.

El estudio detectó que los lectores, por contra, indicaron que los artículos que no se centraban en reacciones de ira o indignación, peleas o rifirrafes de políticos eran ” por lo general más creíbles”.

2.- Ni click ni comentarios. Los titulares que reflejan estas prácticas disminuyeron el compromiso de los lectores con las noticias

“Algunas redacciones -indica el informe- se inclinan a publicar este tipo de contenido debido a la creencia de que las noticias negativas llaman la atención del público. Sin embargo, encontramos evidencia de que, en el mejor de los casos, no aumenta el compromiso ni la participación, y, en el peor de los casos, es contraproducente. Este estudio realizó un seguimiento de dos tipos de compromiso. El primero analizaba el grado de interés en participar en un artículo de noticias. Los lectores que vieron titulares basados en una reacción de ira o indignación tenían menos probabilidades de participar, bien haciendo click, comentando el artículo o pagando por él”.

El estudio, asimismo, midió si los participantes percibieron que este medio de comunicación (The News Beat) estaba comprometido con su comunidad; es decir, si entendía las preocupaciones que la gente tenía, sus intereses, etc., La percepción, para los que leyeron artículos que trataban este tipo de información, era que el medio estaba poco comprometido con el interés general de sus comunidades.

 

3.- Los lectores identifican estos titulares y artículos como “comportamiento incívico”

Las investigaciones anteriores han sugerido que las personas perciben este contenido basado en ira o respuesta indignada como carente de civismo, y esta percepción disminuye el compromiso con las noticias. Los lectores calificaban este tipo de contenido como hostil, poco cooperativo, intransigente y exagerado.

4.- Los titulares de este tipo, por contra, sí permiten recordar más tiempo el artículo

El estudio también analizó, de entre aquellos que leían los artículos, la capacidad para recordarlos posteriormente. Tras leer los artículos, a los participantes se les interrogó sobre tres cuestiones de la pieza. Cuando el titular estaba basado en este tipo de reacciones de ira o indignación, los lectores recordaban más del artículo que cuando la pieza no era titulada con declaraciones de ataque, insultos o rifirrafes. “Aunque los titulares centrados en la indignación lleva a los lectores a tener una percepción más negativa de las noticias, les prestan más atención”. La causa, puede ser, precisamente, tratar de discernir que hay de válido del resto del artículo.

Conclusiones finales

El estudio concluye que aunque los medios pueden creer que este tipo de noticias basadas en la respuesta emotiva, la ira, la indignación o el insulto, puede atrapar más al lector,  nuestros resultados muestran que los periodistas deberían pensarlo dos veces al elegir el tipo de enfoque que se da a las noticias políticas”. Asimismo, continúa el informe, “desde una perspectiva democrática, es preocupante que las personas califiquen como menos creíbles las noticias cuando se enfocan basándose en la parte reactiva de los políticos”.

Según el estudio, “como se puede comprobar, hay pocos beneficios para enfatizar el contenido de indignación en las noticias políticas. La reputación de un medio, incluidas las percepciones de que está comprometido con la comunidad, puede verse afectado. Aunque estos efectos son pequeños, el experimento plantea serias dudas sobre la viabilidad de usar estrategias de desarrollo de audiencia que se apoyan en la indignación como herramienta de atención”.

Más información:

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here