Llegan las primeras aplicaciones de blockchain para periodismo

Varios medios empiezan a publicar en la plataforma Civil, que promete cambiar el modelo de negocio

El blockchain sigue identificándose como el motor que ha hecho posible el surgimiento de las criptomonedas, pero son cada vez más las aplicaciones que se basan en la tecnología descentralizada de la cadena de bloques para ofrecer servicios útiles al cliente, en campos como, por ejemplo, el fintech.

Ahora, la cadena de bloques llega también al mundo del periodismo. El pasado lunes, dos medios de investigación de EEUU comenzaron a publicar sus artículos sobre la plataforma Civil, completamente diseñada sobre un protocolo de blockchain, según recoge Les EchosSe trata de un proyecto de marketplace para medios de comunicación, una especie de Amazon de los periódicos en el que todos publican sus noticias, en sus propias webs, dentro de esta plataforma, acogiéndose a las ventajas que puede aportar blockchain.

Esas ventajas pueden ser “garantizar la libertad de prensa, permitir que los lectores remuneren directamente al periodista o plantear un nuevo modelo publicitario en un mundo en el que Facebook y Google concentran el 80% de la publicidad online y en que las redes sociales mueven cinco mil millones de transacciones comerciales al día”, según las conclusiones de un reciente debate sobre blockchain y periodismo.

Un enlace directo entre los lectores y los medios

Como parte del periodismo, la plataforma Civil quiere establecer un vínculo directo entre el lector y los medios, “de modo que la confianza regrese a una profesión que no vive sus mejores horas en cuanto a credibilidad”. De acuerdo con su documento fundacional, Civil también quiere eliminar la influencia de la publicidad en los medios para fortalecer su independencia y credibilidad.

El modelo de ingresos impulsado por anuncios que tradicionalmente financió el periodismo de calidad no se ha trasladado a la economía digital. Los periodistas de todo el mundo se enfrentan a una amenaza existencial como nunca antes había existido. Nos comprometemos a presentar un nuevo modelo de financiación y un ecosistema de apoyo que permita a los periodistas centrarse en servir a sus lectores por encima de todo”, indican desde la plataforma.

Otra ventaja que la cadena de bloques puede aportar al periodismo es que garantiza que un artículo, una vez publicado, no se eliminará jamás. Por ejemplo, después de las incertidumbres financieras, la web de Gawker y todas sus publicaciones se eliminaron por completo después de su quiebra en agosto de 2016.

El proyecto Civil nació en noviembre de 2016, bajo el impulso de Matthew Iles, un periodista estadounidense. A medida que pasan los meses, el proyecto se va estructurando en torno a la idea de una “flota” de medios utilizando la plataforma Civil. 15 medios se han unido a la aventura. Se les conoce como la Primera Flota.  Sludge y Documented son los primeros en publicar directamente en la plataforma.

Según la información facilitada por la plataforma, “los periódicos que publican en Civil tendrán su propio sitio y trabajarán de forma descentralizada. Los lectores interesados ​​podrán pagar a los medios de acuerdo con su modelo (por artículo, por suscripción) en cualquier moneda”.

Para completar el bucle blockchain, Civil incluso pensó en crear su propia criptomoneda, utilizable solo en su plataforma, pero aún no se ha concretado si esta idea sigue adelante. La plataforma en sí no asumirá ninguna comisión sobre los pagos de sus usuarios.

Para asegurar su supervivencia, Civil creó una fundación sin fines de lucro, que está dirigida desde el 7 de junio por Vivian Schiller, una periodista estadounidense de reconocido prestigio.

Deja un comentario