Un nuevo informe publicado por el Instituto Reuters y realizado por la consultora estratégica Flamingo, concluye que los periódicos (y las emisoras) que luchan por llegar a menores de 35 años deberán pensar de manera diferente sobre el contenido, los formatos y las plataformas si quieren involucrar a una generación que tiene expectativas diferentes al resto de la audiencia.

El informe, How Young People Consume News and the Implications for Mainstream Media , toma como referencia el consumo de noticias de los jóvenes en los Estados Unidos y el Reino Unido, complementado con entrevistas. Los resultados están respaldados por datos cuantitativos del Reuters Institute Digital News Report 2019, que muestra que los menores de 35 años son menos leales a las marcas de noticias tradicionales y prefieren redes sociales y agregadores de noticias a la transmisión tradicional o a los medios impresos.

Los jóvenes tienen diferentes hábitos y actitudes

El estudio desvela que uno de los factores que impulsa a los jóvenes es el deseo de progresar, sin que eso signifique un menoscabo del disfrute en sus vidas; y esto se traduce en lo que buscan en las noticias. Todavía necesitan y quieren noticias para conectar su mundo con el mundo, y satisfacer una variedad de necesidades sociales y personales diferentes, pero no necesariamente ven a los medios tradicionales como la mejor o la única forma de hacerlo.

Además, los medios de comunicación ahora compiten por la atención con miles de otras fuentes, y hay un alto nivel de exposición a las noticias, a través de las redes sociales, otras conversaciones online, bloggers, podcasts, documentales y programas de televisión. Los jóvenes no necesitan buscar las noticias, ya que sienten que les llega suficiente información de manera indirecta o de fondo.

Según el informe, la percepción de los jóvenes es que los medios tradicionales, aunque confiables, son a menudo demasiado pesimistas, predecibles y actúan en ocasiones de manera sesgada:

  • La agenda de noticias tradicional a menudo se percibe como negativa y deprimente, y los titulares se sienten como limitados y repetitivos. Muchos participantes buscan activamente noticias más entretenidas o edificantes en las redes sociales o agregadores.
  • Los jóvenes tienden a formarse una perspectiva global y a menudo encuentran que las historias internacionales se enfocan desde un punto de vista demasiado nacional. Los jóvenes también reclaman una cobertura más amplia de temas como arte y cultura, activismo, medio ambiente y LGBTQ +
  • Leer noticias a menudo puede parecer una tarea difícil para los grupos más jóvenes. Esto ayuda a explicar la popularidad de las nuevas historias visuales como las historias de Instagram y los videos cortos, así como los podcasts de formatos más largos pero convenientes.
Chloe y Maggie
Respuestas de dos participantes.

 

El informe halla algunas diferencias en las actitudes entre la Generación Z ‘ (entre 18 y 24 años, la primera generación de verdaderos’ nativos digitales), y los jóvenes Millennials (25-34) que pueden recordar un momento anterior a Internet. La Generación Z parece tener expectativas aún más altas que los millennials de una experiencia online perfecta y personalizada. La conveniencia y la gratificación instantánea son una norma, así como el control y la curación de su entorno online.

El investigador principal asociado del Instituto Reuters, Nic Newman, comenta que el informe sugiere que hay una desconexión creciente entre lo que ofrecen los medios de comunicación tradicionales y lo que buscan los consumidores jóvenes:

“Los medios  de comunicación tradicionales sienten que su trabajo es decirle a la gente lo que debe saber. Los jóvenes quieren eso hasta cierto punto, pero también quieren lo que es útil saber, lo que es interesante saber y lo que es divertido saber ”.

Los jóvenes dicen que aunque las llamadas “fake news” los han hecho más cautelosos con las noticias que encuentran en las redes sociales y más dependientes de los medios de comunicación tradicionales, esto no se traduce en pasar más tiempo en los medios. El seguimiento digital de la actividad de los teléfonos móviles entre los participantes del estudio mostró que la mayor parte del tiempo se usaba en aplicaciones sociales como Instagram, WhatsApp, Snapchat, YouTube, Facebook y Twitter. Las aplicaciones de noticias en su mayoría representaron menos del 1% del tiempo móvil invertido.

tiempo de aplicación para un usuario
            Distribución del tiempo pasado en aplicaciones de un participante

 

El estudio mostró que, sobre la privacidad, los jóvenes están reflexionando sobre el uso de las redes sociales y el papel que juegan las diferentes plataformas:

  • Facebook ha caído en desgracia y se ha convertido más en una herramienta organizativa
  • Instagram lo ha reemplazado, hasta cierto punto, pero no siempre es un lugar natural para las noticias
  • Twitter y Reddit han asumido el papel de agregadores y curadores personales para los usuarios de noticias más pesados.

Construyendo hábitos con los jóvenes

El estudio también muestra que los menores de 35 años tienden a acceder a las noticias durante todo el día, a menudo a través de las redes sociales, pero también recogen algunos patrones de uso habituales y directos (especialmente por las mañanas). A pesar de las preocupaciones sobre la atención fragmentada, varios entrevistados también indicaron que suelen leer noticias más largas los fines de semana o escuchar podcasts en profundidad por las noches.

Recomendaciones para medios de comunicación:

El informe ofrece una serie de sugerencias sobre cómo producir contenido y formatos que puedan atraer al público más joven. Llega a tres conclusiones centrales:

  • Los medios de comunicación deben hacer que los sitios web y las aplicaciones sean más fáciles de usar para grupos más jóvenes, tan simples e intuitivos como Facebook o Netflix. Esto significa lograr que las noticias sean más agradables de consumir. Esto podría significar usar un lenguaje más claro, una narración más interactiva y mejores recomendaciones que muestren contenido interesante para grupos más jóvenes.
  • Los medios de comunicación necesitan contar historias de manera que se adapten mejor a los momentos en que los jóvenes están abiertos a las noticias. Esto significa crear más formatos que son nativos de las plataformas móviles y sociales, así como incorporar estas ideas en sus propios sitios web y aplicaciones, pero sin perder la autoridad confiable de un medio de comunicación tradicional.
  • La forma en que los medios de comunicación cubren las historias puede necesitar cambiar. Los jóvenes no quieren que los medios eviten historias serias o difíciles, pero también les gustaría ver historias que puedan inspirarles sobre la posibilidad de cambio y proporcionar un camino hacia la acción positiva. El público más joven responderá a las noticias que tengan utilidad personal o ayuden con su desarrollo.

Acceso al informe completo (PDF)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here