Los medios locales o hiperlocales son los que más han crecido en la última década, según pone de relieve el Mapa de los cibermedios de España en 2018: análisis cuantitativo, presentado en el XXIV Congreso de la Sociedad Española de Periodística y fue publicado en la Revista Latina de Comunicación Social.

Según el estudio, se han localizado 3.431 medios digitales en marzo de 2018, de los cuales 3.065 estaban activos (es decir, se habían actualizado al menos una vez en los últimos tres meses). Esta cifra de medios digitales activos supone, indica el estudio, un espectacular crecimiento en la última década, pues prácticamente triplica los 1.274 cibermedios censados en la pasada década, según constató entonces un estudio de Ramón Salaverría en 2005.

- Destacado -

El crecimiento es especialmente significativo por “haber coincidido con un período de profunda crisis económica, que contribuyó a deteriorar el mercado de los medios tradicionales (Díaz Nosty, 2011). Además, se ha comprobado que el crecimiento ha tenido lugar especialmente entre los medios digitales de alcance municipal, provincial y de comunidad autónoma: tres cuartas partes de los medios digitales identificados para este estudio tenían alcance local o hiperlocal (75%). Por otro lado, una tercera parte del total de los cibermedios del país (35%) eran nativos digitales”.

Todas estas evidencias, apunta el estudio, confirman plenamente una de las hipótesis del estudio: que los cibermedios españoles han experimentado un importante crecimiento y se han consolidado en el ecosistema de medios, sobre todo en el ámbito local y a pesar de la crisis de los medios tradicionales.

Un alcance con audiencia limitada y muy dependiente de financiación pública

No obstante, el alcance local significa, por definición, tal como reconoce el estudio, “una audiencia limitada. Esto implica que, por lo general, “estos medios estén sometidos a una existencia precaria, con redacciones muy pequeñas, compuestas de profesionales con poca experiencia en el uso de la tecnología digital o en las estrategias comerciales“.

En un informe de 2015 realizado por la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), se estudiaron 458 medios activos lanzados en España por periodistas entre 2008 y 2015, de los cuales casi el 30% se centraba en noticias locales o hiperlocales (APM, 2015). El estudio concluyó que la gran mayoría de los editores que las promovieron tenían pocas o muy limitadas habilidades comerciales y tecnológicas, lo que se tradujo en una alta vulnerabilidad financiera (Breiner, 2016).

De nuestro estudio emerge, además, un nuevo factor relevante no apuntado en el estudio de la APM: la creciente importancia de la financiación pública (15,9% de los cibermedios analizados), tanto autonómica como municipal, para el sostenimiento de los medios digitales de proximidad.

Esta fuente pública de financiación, apunta textualmente el Mapa de los cibermedios de España en 2018: si bien ha servido “para desarrollar en cantidad y diversidad a los medios locales, propiciando por ejemplo una gran diversidad lingüística, supone un riesgo, sin embargo, respecto de la independencia informativa con la que son capaces de actuar esos medios digitales en ámbitos locales”

En una encuesta realizada a 194 líderes de medios digitales en 29 países, elaborada por el Reuters Institute for the Study of Journalism, recoge el artículo publicado en Revista Latina de Comunicación Social, el 44% opinaba que en 2018 las suscripciones serían una fuente “muy importante” de los ingresos digitales, por encima de la propia publicidad digital (38%) o el contenido patrocinado (39%) (Newman, 2018: 5). El mercado español de los medios periodísticos digitales revela un perfil todavía bastante alejado de esa expectativa, pues la publicidad sigue siendo, de modo indiscutible, la fuente de financiación más extendida entre los cibermedios.

“Así y todo, es notable que 363 medios digitales (11,8%) del presente estudio recurran a alguna forma de suscripción de pago y que otros 77 (2,5%) intenten captar fondos mediante estrategias de crowdfunding. Hace apenas una década imperaba la idea de que nadie pagaría por noticias digitales, especialmente en España. Si bien es verdad que la publicidad y el patrocinio siguen encabezando las fuentes de financiación, se detecta un porcentaje significativo de medios que recurren a formas innovadoras de atraer suscriptores, mediante figuras más o menos alternativas como las del “socio”, “miembro”, “súper-amigo”, “patrocinador” o bajo denominaciones que sugieren un vínculo más allá de la mera transacción económica. El pago representa el apoyo de la misión del medio, que se distingue frecuentemente con la idea de un periodismo independiente o diferente (Breiner, 2017)”

Estudio Completo:

R Salaverría Aliaga, MP Martínez-Costa Pérez, J Breiner (2018): “Mapa de los cibermedios de España en 2018: análisis cuantitativo”. Revista Latina de Comunicación Social, 73, pp. 1034 a 1053.
http://www.revistalatinacs.org/073paper/1295/54es.html 
DOI: 10.4185/RLCS-2018-1295

Deja un comentario