INVESTIGACIÓN ACADÉMICA SOBRE LA DESINFORMACIÓN EN ESPAÑA:  ASPECTOS ANTROPOLÓGICOS, ECONÓMICOS Y SOCIOLÓGICOS QUE LA MOTIVAN, HISTORIA, EXPANSIÓN Y SITUACIÓN ACTUAL Y PROPUESTAS DE SOLUCIONES

INTRODUCCIÓN

La multiplicación de fuentes informativas y la facilidad para producir contenido en la actual sociedad hiperconectada y poder compartirlo masivamente han traído consigo incuestionables avances en cuanto a la creación de lazos entre comunidades, comunicación entre personas, pluralidad de opiniones, visibilidad de minorías, diversidad social, etc., pero ha implicado también, sobre todo en los últimos años, una mayor propagación de la desinformación y un aumento exponencial de su impacto, en cualesquiera de sus vertientes, pero sobre todo en lo que atañe a sus tres principales formas de manifestarse: las false news (noticias falsas), la “posverdad”, y la propaganda.

Tanto en lo que afecta a las false news, fake news, o noticias falsas o falseadas[1] como en la posverdad [2] y en la propaganda [3], su expansión pone en riesgo un valor irrenunciable de las sociedades democráticas como es el derecho a acceder a información veraz.

En una sociedad democrática, además de otros componentes necesarios para la formación de las personas, las informaciones veraces y los debates ayudan a los ciudadanos a configurar sus opiniones y a tomar decisiones. Privar de este derecho a los ciudadanos u ofrecerlo deliberadamente de manera sesgada y con fines de manipulación, socava por tanto uno de los pilares sobre los que crecen las comunidades democráticas.

El impacto de esa desinformación actual sobre la sociedad tiene, de manera principal, varias vertientes sobre las que son posible acometer iniciativas que tiendan a reducir considerablemente sus efectos.

Por un lado, en lo que atañe a los productores de las noticias falseadas; por otro, en lo que afecta a los receptores de esas informaciones falsas; es decir, los ciudadanos.

En el primer caso reseñado, los productores de noticias falsas o falseadas o de otros elementos desinformativos, el establecimiento de unos mecanismos que dificulten la difusión deliberada de estas noticias o frenen su propagación en cualquier ámbito, puede reducir el alcance de la desinformación, no desde una vertiente tecnológica, sino comunitaria, de filtros y cortafuegos, independientemente de las que puedan corresponder a órganos legislativos o judiciales.

De otro lado, la formación de los ciudadanos en una lectura crítica de la información, que permita descubrir cuándo se ha falseado la verdad con voluntad de manipular, puede ayudar también notablemente a frenar el impacto de la desinformación y no sólo ello, sino contribuir también a que los ciudadanos adquieran unas habilidades necesarias que les permitan enriquecerse de la diversidad de fuentes y de la riqueza de matices y opiniones que la era digital ha aportado.

 

CONVOCATORIA DEL CONCURSO

Para ayudar a buscar soluciones que reduzcan el impacto de la desinformación en la sociedad digital española, (para lo cual es necesario previamente, o al menos muy recomendable conocer las causas que la provocan, cuál ha sido su recorrido histórico, y su estado actual, circunscrito todo ello a un marco geográfico y sociocultural concreto, acompañado de un estudio de campo), la Fundación Luca de Tena, uno de cuyos objetivos primigenios es la defensa del periodismo como elemento vertebrador de las sociedades libres, y Facebook, convocan el concurso público “Investigación académica sobre la desinformación en España y aproximación a: aspectos antropológicos, económicos y sociológicos que la motivan, historia, expansión y situación actual y propuestas de soluciones”.

Al concurso podrán optar todas las universidades españolas , tanto públicas como privadas, a través de sus facultades de Humanidades y Ciencias Sociales (Ciencias de la Información, Sociología, Antropología, Psicología, etc.), que presenten una propuesta de investigación de acuerdo con las presentes bases.

 

Aplicaciones, Elegibilidad y Expectativas de los participantes

El concurso para la elaboración de la investigación está dotado con 62.000 euros.

Un jurado de reconocidos profesionales vinculados al mundo del periodismo, la comunicación, y el ámbito académico, cuyos integrantes se darán a conocer finalizado el periodo de presentación de propuestas, elegirá una única propuesta de entre las presentadas, resultando la ganadora de la convocatoria.

El jurado podrá declarar el premio desierto en caso de que ninguna de las propuestas presentadas se ajuste a las bases de la convocatoria, o no aporte elementos nuevos y diferenciales sobre la materia de la investigación.

Para participar en el concurso, las universidades interesadas deberán tener en cuenta las siguientes indicaciones a la hora de presentar la propuesta.

 

Las propuestas deben incluir:

  • Identificación de la universidad que realizará el estudio, el departamento y director de la investigación, equipo de investigadores y sus afiliaciones institucionales, así como la experiencia del investigador principal y su equipo en cuanto a los fines de la investigación propuesta. Se incluirá un teléfono y un correo de contacto.
  • Los premios se otorgarán a la universidad; por lo tanto, todos los solicitantes deben estar afiliados a una universidad que respalde la investigación y puedan procesar adjudicaciones de fondos externos.
  • Especificación del proyecto. Partes en las que se hará más hincapié y su fundamentación y qué incluirá el proyecto y en qué porcentajes (texto, elementos visuales, etc.).
  • Declaración clara de la metodología que se usará en el proyecto de investigación y sus fases de ejecución.
  • Dado que las entidades convocantes están llevando a cabo también proyectos públicos de investigación o desarrollos que atañen directamente a soluciones técnicas en plataformas y redes sociales (propuesta de verificación de fotos y vídeos, usos de la inteligencia artificial para luchar contra la desinformación, etc.), la propuesta de soluciones de esta investigación no deberá estar fundamentada en mejoras tecnológicas o cambios en plataformas. Las soluciones deben ir más allá de las mejoras tecnológicas o de los cambios en las plataformas.
  • Durante la fase de presentación de propuestas se habilitará un correo electrónico infoconvocatoria2019@fundacionlucadetena.org en el que los interesados podrán solicitar alguna aclaración exclusivamente técnica o administrativa en caso de dudas.
  • Las propuestas no deberán exceder de cuatro folios DIN A4, a cuerpo once (fuente Calibrí o semejantes), e interlineado no inferior a 1,5. Deberán presentarse en formato .doc, .docx, .PDF o .RTF.   Los envíos se realizarán al correo convocatoria2019@fundacionlucadetena.org en las fechas estipuladas en el apartado Fechas y datos administrativos

 

Al solicitar este premio, en caso de resultar ganador del concurso, el adjudicatario acepta estas cláusulas:

  • La extensión de la investigación no será inferior a los 230 folios, en formato Word, con márgenes normales, a cuerpo 11, y la parte visual (gráficos, fotografías, etc.) no podrá ser superior a una cuarta parte de la extensión total.
  • El trabajo deberá incluir, obligatoriamente, una investigación de campo. Se valorarán especialmente aquellos proyectos que, en la propuesta, aparte de explicar el alcance y los objetivos del estudio de campo, subcontraten la investigación de campo a alguna firma de relevancia con sede en España, aportando algún documento que dé fe del preacuerdo.
  • Cualquier eventualidad no recogida en las bases será resuelta por el jurado del concurso. Su fallo, además, será inapelable.
  • Un miembro de las entidades convocantes ejercerá de enlace con el equipo investigador durante el periodo de desarrollo del estudio, para interesarse por la marcha del proyecto y resolver dudas que pudieran surgir al equipo académico encargado de realizar el trabajo.
  • La investigación objeto de la concesión económica, una vez entregada en los plazos estipulados, quedará en poder de los convocantes del concurso, que la publicarán en el formato y plataforma que se decida. La universidad ganadora, una vez se haya hecho público ya el premio por parte de los organizadores, podrá realizar una reseña breve de la investigación, con un enlace hacia la web en la que se publique la investigación, pero no podrá albergarla en sus propios sites.
  • En caso de que el proyecto final que se presente no se ajuste a la propuesta reseñada inicialmente y que resultó ganadora, no sea absolutamente original o no se entregue en las fechas estipuladas, los convocantes quedan exonerados de otorgar el premio económico.

 

Fechas y datos administrativos

El plazo para la presentación de propuestas se abrirá el 29 de enero y se cerrará a las 23:59 horas peninsulares de España (UTC + 2) del 3 de marzo de 2019. Cualquier propuesta que llegue fuera de ese plazo será automáticamente rechazada.

Un miembro del comité de trabajo enviará un acuse de recibo una vez se haya recibido la propuesta.

El jurado ejercerá su labor de análisis y selección durante el mes de abril. Su veredicto se dará a conocer públicamente durante la segunda semana de abril. El jurado podrá pedir aclaraciones al director del proyecto en caso de duda.

El proyecto vencedor del concurso deberá ejecutarse en 8 meses, a contar desde la segunda semana de abril hasta el 20 de diciembre de 2019, con lo que la versión final de la investigación deberá estar en poder de la Fundación Luca de Tena y Facebook antes del 20 de diciembre de 2019.

 

 

[1] Existen varias denominaciones para referirse a este tipo de noticias: las dos expresiones inglesas “fake news” y “false news”, y las españolas noticias falsas o falseadas. La diferencia entre noticias falsas y falseadas radica en el matiz de voluntariedad, adulteración o corrupción premeditadas que aporta el término “falseado”. Nos referiremos por tanto a ellas como noticias falsas o falseadas según el contexto, y definen aquellas informaciones falsas que se difunden o redifunden de manera intencionada con el fin de manipular la toma de decisiones personales, ridiculizar o desprestigiar personas o colectivos o ensalzar a otros con información falsa, obtener réditos económicos o de otro tipo, o simplemente por un malsano placer por desinformar y causar perjuicios a otras personas

[2] El fenómeno de la posverdad se da cuando los hechos, la realidad objetiva, tiene menos influencia en la opinión pública, que el llamamiento a las emociones y a las creencias personales. Es decir, la “realidad objetiva” queda minimizada o distorsionada ante la “realidad sentida”. La opinión es elevada a la categoría de verdad.

[3] La mentira organizada y difundida de manera repetitiva y por varios canales en la esfera pública, con el fin de influir en las sociedades.

Deja un comentario