Una estrategia no editorial que se está mostrando exitosa para captar suscriptores de pago en medios es la de otorgar al suscriptor la posibilidad de “regalar” a amigos, familiares o compañeros, la lectura de noticias que están detrás del muro de pago. Con la suscripción, se le concede el derecho de que una vez al día o varias al mes, pueda regalar a quien le plazca algún artículo en abierto. Esta idea de que gracias a él otros van a poder acceder en algún momento a contenidos de pago, de manera gratuita, es un elemento de persuasión más, a la hora de suscribirse a un medio.

Pero además, el periódico, para validar ese “regalo” de un artículo, debe tener el correo del destinatario del regalo, por lo que una vez aceptado el regalo por éste, lo que conlleva aceptar también la política de privacidad, se convierte en otro potencial suscriptor. 

Hace unas semanas, recordábamos el caso del periódico eslovaco Dennik N, que acostumbra a incluir en sus ofertas de suscripción esta posibilidad. Pero también dos de los periódicos más potentes del mundo, el Washington Post y el NYT, entre otros, están llevando a cabo estrategias parecidas.

The Washington Post está llevando a cabo una agresiva estrategia en este sentido, para captar suscriptores y lograr además que estos suscriptores ayuden a captar a otros suscriptores.

En su tarifa de suscripción más avanzada para Europa, la Premium EU ad-free, que ahora está de promoción a noventa dólares al año, cuando hace poco llegó a situarse en 150, el diario capitalino ofrece al suscriptor que la contrate la posibilidad de regalar a un familiar o amigo una suscripción digital anual valorada en 100 dólares, por un lado, y por otro, regalar cada mes, durante todo su periodo de suscripción, otro pase digital mensual para otra persona.

Es decir, con la suscripción, la persona que se ha dado de alta, puede regalar a otra persona una suscripción anual, y además, cada mes, regalar un acceso a otro persona, e ir cambiando mes a mes de destinatario del regalo.

El caso del New York Times

En el caso del New York Times, en dos de sus tres tarifas más populares, (salvo en la básica), incluye también opciones de este tipo.

En su tarifa media, la “All Access”, ahora a 2,75 euros a la semana, ofrece otra suscripción gratuita de All Access (que incluye Crucigrama y Cocina) para que el suscriptor pueda regalarla, valorada en 22 euros al mes. En su tarifa avanzada (all Access Plus), ahora a 4 euros a la semana, ofrece la posibilidad de que el suscriptor regale dos suscripciones a All Access Plus de cortesía, valoradas en 64 euros al mes.

De esta manera, aparte de otorgar un plus a los suscriptores, logran que estos atraigan a otros potenciales suscriptores al regalarles una suscripción, crear el hábito y permitir que el periódico les vaya ofreciendo por correo a estos nuevos potenciales suscriptores ofertas personalizadas cuando las analíticas de engagement indican que ya están maduros para suscribirse.

Deja un comentario