El especialista en análisis de métodos de “engagement” para usuarios online y doctor de la Universidad de Harvard, Nir Grinber, ha publicado un estudio en el que tras analizar mediante la herramienta Charbeat numerosos periódicos, llega a la conclusión de que hay seis formas principales de afrontar la lectura de una información: “Escanear”, “Leer”, “Leer (largo)”, “Inactivo” y “Superficial” (además de las clásicas tasa de rebote, en el caso de que alguien llegue a una página se marche inmediatamente).  Cada forma de leer, en parte, está vinculada al sitio de noticias del que se trata.

El autor del estudio analizó a fondo siete medios: un periódico de noticias financieras, otro de noticias de tecnología, uno de noticias de ciencia, una web dirigida especialmente a las mujeres, un periódico deportivo, una revista y una web del tipo “cómo hacer…”).

El estudio pone de relieve que  “ciertos modos de participación son más prominentes en ciertos sitios. En particular, encontramos mucha más exploración en Deportes, más inactividad en la web tipo Cómo se hace” y una lectura más prolongada en la revista, que posee contenidos más largos. La lectura prolongada de contenido largo es particularmente interesante ya que va en contra de las afirmaciones populares de que la lectura en línea dificulta la capacidad de las personas para concentrarse durante largos períodos de tiempo”.

En el caso de las webs tipo “Cómo hacer…”,. esa inactividad responde a la necesidad de plasmar en el mundo real, en ese momento tal vez, la información que están obteniendo de la web, por ejemplo a la hora de ensamblar algo.

 

En el sitio de deportes, por ejemplo, “vemos que hay mucho escaneo. Creo que lo que está sucediendo es que mucha gente va a sitios de deportes para encontrar un resultado de un partido o lo principal, y una vez obtenido no sigue leyendo la crónica”.

“Modelo matemático para crear engagement”

Pero más allá de esta clasificación de tipos de lectura de una información cuando el usuario ya se encuentra ante la página, tal vez el valor del informe radica en su segunda parte, que desarrolla un modelo matemático para que las noticias puedan construirse de manera que atrapen al lector, que creen esa conexión o “engagement”.

Según el autor, “hemos desarrollado un acercamiento para capturar al usuario “postclick” , es decir, para crear engagement en el usuario que ya está en nuestra página”. La propuesta se ha basado en una medida que permite comparar significativamente las interacciones del usuario con las diferentes informaciones, sitios y dispositivos móviles y no móviles.

Según el estudio, para que  se pase más tiempo ante un artículo, la longitud no es un factor determinante del todo, sino el interés del lector sobre ese tema. Para que un artículo sea leído completamente y se pase tiempo en él, debe anticipar muy bien aquella parte que tenga más relevancia o interés para el usuario. La mera agregación de hechos puramente informativos no incrementa el tiempo de lectura.

 

Según el autor, “el aumento de la información no logra mejoras en los artículos largos, ya que la lectura durante períodos prolongados de tiempo depende más del interés intrínseco de los lectores que de una disposición particular de la información”. 

El estudio completo, de cierta complejidad para entender todo su alcance y su uso como modelo predictivo para editores, acaba de ser presentado en The Web Conference in Lyon, Francia, y puede leerse íntegramente en la web del autor, bajo el título: Identifying Modes of User Engagement with Online News and Their Relationship to Information Gain in Text.

Deja un comentario