El rejuvenecimiento de los lectores de la prensa, incluida la digital, que en el caso de medios tradicionales tienen una fuerte base de suscriptores heredados de papel, es una de las constantes a las que se enfrentan los equipos de desarrollo de audiencia de los medios. Una de las redes a las que más miran para conseguir usuarios jóvenes es Snapchat.

Es ahora The Telegraph el que, de manera abierta, ha manifestado que una de sus prioridades es intensificar su trabajo con Snapchat para que su periodismo llegue a tres millones de lectores jóvenes, porque, aunque todavía no es una fuente de ingresos para el editor, se la considera “una inversión en los suscriptores de The Telegraph del futuro”, según indica en para The Drum el director de información, Chris Taylor.

En el caso de The Telegraph, la necesidad de rejuvenecer la edad media de sus lectores es perentoria, porque actualmente está situada en 61 años, y porque su estrategia se ha centrado mucho en lograr que sus lectores se convirtieran en suscriptores, pero no tanto en llenar la parte superior del embudo de conversión.

“La inversión es importante, pero estamos teniendo buenos resultados. Estamos llegando a más de 3 millones de adolescentes por mes a través de Snapchat. Cuando hacemos encuestas en torno a su afinidad con la marca y su percepción, la audiencia de Snapchat responde”, indica Taylor.

El objetivo final de la cabecera es convencer a los lectores de que paguen por su paquete completo de suscripción de  250 libras al año y para ello han relajado un poco la política de contenidos cerrados y están enviando temas generales a Snapchat, pero que puedan ser de interés para los jóvenes.

Equilibro entre suscripciones y audiencia general

El editor está tratando de lograr un equilibrio entre la audiencia y los suscriptores, “porque si todo es de pago, ya no eres conocido en todo el mundo”, dijo Taylor. “Y sufres en cosas como los rankings de búsqueda y demás, lo que agrava el problema”.

Como parte de la estrategia de suscripciones, The Telegraph se ha centrado en convencer a los que llegan a su sitio web a que se registren gratuitamente para desbloquear contenido. Llegó a su objetivo de alcanzar 3 millones de usuarios registrados en 2018 antes de lo previsto y está apuntando a 10 millones de usuarios en general, aunque Taylor no especificó cuándo.

Añadió que los 3 millones de suscriptores eran usuarios activos y que aquellos que estén inactivos son eliminados de su base de datos. “Somos estrictos: si no hemos visto a alguien activo en un año, entonces se borran por completo”.

Deja un comentario