Por Yael Shafrir *  

Yael Shafrir

Trabajar en un medio de comunicación es intenso, dinámico  y a veces incluso agobiante. Lo que hace que muchas veces no se dé prioridad a los cambios e innovaciones necesarios para mejorar el día a día de una redacción y, por tanto, de los periodistas.

Facebook lleva un tiempo dándole la espalda a las páginas informativas, lo que se ha traducido en que estas han perdido visitas y tráfico. Ahora, lo que parece estar de moda en nuestra generación son las noticias falsas –o fake news por su nombre en inglés- que han conseguido que muchos usuarios pierdan la confianza en los medios a los que solían acceder. Este paradigma, unido a la situación económica actual y a la repartición del poder entre solo las grandes empresas, hace creer que el periodismo está de capa caída.

Hay que renovarse o morir, es una realidad que afecta a casi todo, también a las redacciones. Aquí, los cuatro cambios que toda redacción necesita para sobrevivir a los próximos años.

  1. El contenido comercial es tu amigo

Ya todo el mundo conoce cómo funciona Internet: para poder acceder a contenido gratuito, hay que ver publicidad. Es sencillo y mucho más para la Generación Z, esa generación que ha nacido y se ha criado con Internet. Los jóvenes centennials –que es como se llaman a los jóvenes Z- tienen aceptado que los anuncios son parte de Internet. Con el tiempo, todos acabarán comprendiendo que estos son necesarios para poder navegar libremente por la red, al igual que las generaciones anteriores dieron por hecho que para ver la televisión de manera gratuita, su contenido se vería interrumpido por pausas publicitarias en ciertos momentos.

Los editores y las diferentes marcas tienen que ingeniárselas para crear un contenido comercial que tenga sentido según qué página web. Un contenido que sea respetuoso con la política de privacidad y que funcione a nivel de datos, teniendo en cuenta que hay que monetizar para poder mantenerse. Poco a poco, las redacciones encontrarán el camino adecuado y llegarán a una solución que haga que sus usuarios queden satisfechos y que eso se refleje en las estadísticas.

  1. Los medios cambian y la publicidad también

La forma de hacer publicidad ha cambiado y, por tanto, también los anunciantes. En los próximos años se verá cómo estos nuevos anunciantes se integrarán en el mundo editorial, creando contenido personalizado para su público. Las empresas farmacéuticas comenzarán a anunciarse en este tipo de páginas, así como las empresas tecnológicas también lo harán y no solo las tiendas de ropa online o las películas de estreno, que son los anuncios que abundan hoy día. Cada vez más marcas se iniciarán en el mundo 2.0. y acabarán creando sus propias redacciones con contenido específico.

  1. Abre la puerta a las nuevas generaciones de periodistas

Si los jóvenes de la Generación Z nacieron prácticamente con un Smartphone debajo del brazo, estos mejor que nadie conocen las nuevas formas de consumo y, lo que es más importante, saben cómo usarlas. Los textos llenos de palabras y con alguna que otra imagen ya son cosa del pasado, ahora se busca un contenido mucho más bidireccional que dé al usuario el poder para elegir, votar, puntuar o interactuar de alguna forma. Es por ello por lo que hay que dar una oportunidad a los nuevos periodistas, a los recién graduados millennials y centennials, que pueden crear vídeos, tests o encuestas que hagan que el usuario quiera más.

También es muy probable que las empresas de publicidad decidan incorporar en sus equipos a expertos que puedan saber qué es lo que quiere ver el público. Por ejemplo, los expertos en neuromarketing pueden analizar qué tipo de contenido activa el cerebro y hace que los usuarios lo recuerden.

  1. Eficiencia, esa sí que es la madre de todas las ciencias

Hay veces que, aunque no lo parezca, la eficiencia no va unida a la cantidad de recursos y herramientas que uno tenga, pero sí a la calidad de estos. Los dispositivos de inteligencia artificial pueden ayudar a los periodistas a crear contenido editorial de forma rápida y eficiente ya que estos proporcionan una guía y una serie de consejos que le facilitarán la creación de un contenido personalizado y perfecto para su público. Ya existen empresas como Toutiao o Crayon que utilizan la inteligencia artificial para ayudar en la redacción. Pero esto no es más que el principio, muchos periodistas que acaban de iniciarse en el mundo de la comunicación online, aún desconocen las múltiples opciones que ofrece la tecnología y, poco a poco, irán profesionalizándose en estas.

Es solo cuestión de tiempo que las redacciones –y también sus periodistas- comiencen a adaptarse a los nuevos modelos editoriales que están apareciendo para así favorecer el resultado final de su trabajo.

*Yael Shafrir es Vicepresidenta de Alianzas Internacionales de Playbuzz, la plataforma de storytelling apoyada por Disney

Deja un comentario