La entrada en vigor el pasado viernes del GDPR, que afecta no sólo a los países europeos, sino a cualquier web del mundo que tenga relación (suscriptores, compradores, lectores…) con residentes en la Unión Europea, ha abocado a algunos medios estadounidenses a impedir el acceso a sus contenidos a los lectores que se conectan desde Europa, al no poder cumplir de momento con los requerimientos de la legislación europea.

Medios como Los Angeles Times, Chicago Tribune, News Times y periódicos regionales e inclusio webs de televisión impedían ayer el acceso a sus webs a los lectores europeos con un cartel en el que comunicaban que al no cumplir con la nueva ley, optaban por no ofrecer esos contenidos en Europa ante el temor a ser denunciados.

El Chicago Tribune y Los Ángeles Times, ambos pertenecientes al grupo Tronc, por ejemplo, devolvían una página con un texto que indicaba: “Lamentablemente, nuestro sitio web no está disponible actualmente en la mayoría de los países europeos. Nos comprometemos a buscar opciones que respalden nuestra completa gama de ofertas digitales para el mercado de la UE. Seguimos buscando soluciones que permitan a todos los lectores continuar disfrutando de nuestro galardonado periodismo”.

Otros, como News Time, anunciaban el cierre a los lectores europeos con una única línea: “Lo sentimos, este contenido no está disponible en su región”.

Texto plano, como en la década de los 90

Algunos medios se resistieron a no mostrar los contenidos a los lectores europeos, pero sí incluyeron curiosas soluciones, como la radio pública NPR, que ofrecía como alternativa a los lectores que no quisieran aceptar las cookies acceder a una versión en texto plano, semejante a las primeras versiones de las webs de la década de los 90.

Otros han optado por encarecer la suscripción para los lectores europeos. The Washington Post anunciaba que el precio de la suscripción para lectores de países europeos pasaba a costar 90 dólares anuales, treinta más que para el resto de lectores, ya que han deshabilitado las cookies de terceros, que afectan a la publicidad, para cumplir con la nueva ley.

El retraso en adaptarse ha hecho a otros medios, como USA Today, tomar una decisión transitoria: ayer no mostraban publicidad a los lectores europeos, y se deshabilitaron otros servicios como autoplay en vídeos. 

Otros servicios, tal como ayer publicaba Niemanlab, como Instapaper,  Stardust o Unroll.me, han cerrado el acceso a los clientes de la UE e, incluso, algunos de ellos han borrado sus cuentas. 

Deja un comentario