Dos destacados medios nativos internacionales que intentaron abrirse un hueco en el mercado editorial francés se han visto obligados a cerrar sus ediciones en territorio galo. Buzzfeed anunciaba el pasado día 3 el cierre de su edición en Francia (aunciado en junio), y ahora ha sido Mashable la que acaba de anunciar que pone fin a la aventura francesa.

Una de las causas principales de los cierres es la caída de un modelo de negocio basado en monetizar grandes audiencias captadas en redes sociales, sobre todo tras el cambio de algoritmo de Facebook, sobre todo en el caso de Buzzfeed.

La versión francesa de Mashable, un sitio web dedicado a las noticias sobre tecnologías y redes sociales, dejó de funcionar este miércoles tras el final de la asociación entre France 24 y el nuevo accionista estadounidense de Mashable, Ziff Davis.

“El canal de noticias internacionales francés France 24 y el sitio web estadounidense Mashable, que lanzaron conjuntamente en marzo de 2016 Mashable con France 24, una versión original del sitio en francés, anuncian el fin de su asociación por mutuo acuerdo” , han anunciado en un comunicado, tal como recoge Le Monde.

Desde el el miércoles,  “la página Mashable redirigirá a los usuarios a los sitios de France 24 FR y Mashable US”, dicen las dos compañías.

Un portavoz de France 24 dijo que el canal ofrecería recolocaciones internas a los cuatro empleados.

 

Anuncio del cierre de Buzzfeed Francia, el pasado 3 de septiembre

 

Este cierre sigue al de Buzzfeed France, clausurado este verano después de cuatro años de actividad.

Buzzfeed llegó a Francia en 2013 con el aura de una audiencia en plena explosión, especialmente en los Estados Unidos, pero no ha logrado abrirse hueco en Francia.

Un modelo de negocio basado en grandes audiencias ya no funciona igual

Buzzfeed ofrece información seleccionada y estructurada para ser compartida en las redes sociales y generar grandes audiencias, aunque tiene su apartado de investigaciones propias.

Este modelo de negocio funcionó de monetización gracias a grandes audiencias con contenidos ligeros funcionó relativamente bien para medios nativos y virales, pero la concentración del mercado publicitario en Google y Facebook principalmente, les ha golpeado en su línea de flotación, y no poseen por otro lado, contenidos de valor como para cobrar por ellos, como están haciendo o empiezan a hacer muchos medios de comunicación “tradicionales” o nativos, pero orientados a periodismo de calidad.

Deja un comentario