Después de conocerse los informes que dejaban bastante mal parado al periodismo español en cuanto a número de mujeres en puestos directivos de medios de comunicación españoles, y en cuanto a publicación de firmas, parece que los aires de cambio empiezan a notarse en España.

Tras la designación de una mujer al frente del periódico El País, esta semana nacía también el colectivo Balcony Group, una unión de mujeres periodistas líderes que pretende funcionar como lobby para fomentar la igualdad y la perspectiva de género.

En su primer acto público, cuatro de las mejores informadoras de España han protagonizado una mesa redonda en la que, entre otros asuntos, han reivindicado la vuelta a la esencia del periodismo inclusivo y no como una herramienta para alcanzar más poder.

La periodista Ana Romero se encargó de presentar, como impulsora del proyecto, las líneas generales de actuación de Balcony, que aspira a impulsar el acceso de la mujer a puestos de máxima responsabilidad en los medios y a favorecer la influencia de la mujer periodista. Porque los datos indican que ellas no acaban de cuajar como líderes, pese a constituir la mitad de las personas que trabajan en este oficio. Romero explicó que lo que propone este grupo es desarrollar cinco ‘C’ (en contraposición a las cinco ‘W’ tradicionales del periodismo): Conciencia —destacar la falta de mujeres en puestos de decisión—, conexión —networking entre mujeres influyentes—, camino —acompañar a las mujeres hacia los puestos directivos—, consejo —para mujeres emprendedoras, especialmente— y cambio—de los patrones, muy masculinizados, del periodismo español.

Deja un comentario