TAZ es un periódico progresista-ecologista alemán fundado hace 40 años, que logró hacerse un hueco en los quioscos y que, tras la digitalización, sigue siendo una referencia editorial para un sector de lectores de Alemania. Desde que se fundó, TAZ ha tenido siempre el mismo director general, el cofundador Karl-Heinz Ruch, un economista convertido en editor poco dado a hablar, pero que ha analizado ahora en una entrevista recogida por Horizont cómo ve el futuro del periodismo, coincidiendo con el momento en que deja el principal puesto ejecutivo del TAZ.

Ruch no tiene dudas: “El periódico tradicional está en su fase final. Por un lado, no hay más anuncios y, por otro lado, la producción y el transporte del periódico impreso se vuelven completamente superfluos. La industria de la música lo ha captado hace tiempo”. “Hoy nadie volvería a publicar un periódico. Hoy existe Internet: todo es mejor, más rápido, más fácil, más barato, ¿por qué imprimir un periódico?”.

Esta certidumbre es la que ha llevado al TAZ a elaborar un plan estratégico encaminado a ir dejando la impresión entre semana antes de 2022, año en el que sólo se publicará el TAZ impreso los fines de semana. 

Ruch, sin embargo, no cree que ese proceso de eliminación del papel deba dañar al TAZ, principalmente debido a sus lectores leales. “El TAZ tiene lectores que consideran necesarios el periódico y al igual que pagaron suscripciones por adelantado hace cuarenta años, hoy pagan por los artículos digitales, aunque pueden leerlos sin pagar”. “Las personas que son necesarias para hacer un buen TAZ digital también podrán financiarlo en el futuro. TAZ es un beneficiario de la crisis”.

 

Foto de cabecera: Karl-Heinz Ruch Autor: Molgreen

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here