El Texas Tribune ha definido los objetivos que quiere conseguir de aquí al año 2025, siguiendo la estela de otros medios que, como por ejemplo el New York Times, elaboraron una extensa hoja de ruta tras replantearse qué eran y qué querían ser en un momento de cambios importantísimos como los que desde hace años afectan a los periódicos.

El primer plan estratégico del Texas Tribune marca cuatro líneas preferentes de trabajo:

  • Crecimiento de la audiencia,
  • Conversión de lectores en suscriptores
  • inversión en tecnología
  • Generación de ingresos.

“La hoja de ruta comienza con nuestra misión”, indican desde el Texas Tribune. “Nuestro norte editorial no ha cambiado: para producir un periodismo original de impacto en las políticas públicas en Texas debemos estar al servicio de la población. Pero para servir mejor a Texas, The Texas Tribune debe crecer con Texas. Para ese fin, en 2025 apuntan a:

Duplicar la audiencia

El periódico quiere duplicar su audiencia persiguiendo deliberadamente a los lectores de las zonas de más rápido crecimiento en Texas, tomando decisiones editoriales y de contratación que reflejen mejor la diversidad de los tejanos.

La mayor parte del crecimiento que han tenido hasta ahora, indican, “no está basado en un estudio deliberado de quién es nuestra audiencia y cómo interactúa con nuestro contenido, y mucho menos a quién esperamos alcanzar de manera óptima. Y nuestros lectores principales todavía no son representativos de los cambios demográficos del estado, la audiencia que es crítica para nuestro futuro y el del Estado”.

“Con un enfoque más decidido y específico, creemos que The Texas Tribune tiene la capacidad, y más importante, el imperativo moral, de duplicar su audiencia en los próximos siete años, diversificando su alcance en el proceso”.

Potenciar la membresía

El segundo objetivo es expandir su programa de membresía al doble de su tamaño actual y convertir a los lectores en suscriptores de valor “como nuestra medida más importante de la participación de la audiencia.

Durante años, “el Tribune ha medido su desempeño y la participación de su audiencia a través de métricas amplias y convencionales, desde lectores únicos y visitas a páginas hasta seguidores y comentarios. Si bien este enfoque ayudó a determinar nuestro crecimiento a lo largo del tiempo, nunca contó la historia completa de nuestro alcance y nunca se consideró adecuado para nuestra misión de servicio público”.

Lo que Tribune quiere es lealtad: “Producir un periodismo tan convincente y útil para los tejanos que haga que estén dispuestos a ayudarnos financieramente. Más de 4.000 personas lo hacen hoy. Creemos que esta es la máxima medida de una audiencia comprometida”

Con el tiempo, “la membresía ha representado una participación modesta pero creciente de nuestros ingresos. Pero ese crecimiento no ha seguido el ritmo del crecimiento general de nuestra audiencia. Nuestro objetivo es duplicar el tamaño de nuestro programa de membresía y sus ingresos asociados para el año 2025”, indican

Para hacer eso, su plan de trabajo es:

  • Redefinir lo que significa ser un miembro (“No se trata solo de donar. Invitaremos explícitamente a los miembros a participar en nuestra misión de involucrar e informar a los tejanos sobre política y recompensarlos con oportunidades internas”)
  • Crear una cultura de membresía en toda la organización. “Conseguiremos que los miembros estén más conectados con nuestra redacción, y viceversa, por medio de boletines para miembros, chats en vivo con periodistas expertos y adelantos de nuevos productos”.
  • Activar nuestra red. “Alistaremos a los miembros actuales para ayudar a amplificar nuestro periodismo y nuestra causa, alentándolos a compartir nuestro trabajo y recaudar fondos en nuestro nombre”
  • Crecer en suscripciones a boletines. “Los boletines son una fuente directa para la participación y la conversión de miembros. Si podemos aumentar el número de lectores del boletín, aumentaremos la membresía”.
  • Tecnología. “Mejoraremos la conversión y la retención de miembros con un conjunto de herramientas que facilitan a los lectores convertirse en donantes y administrar sus preferencias de donaciones, y para que aprendamos más sobre lo que mueve a las personas de la participación pasiva a la acción”.

La tecnología, un factor diferencial

Los editores quieren posicionar al Tribune como un medio innovador en tecnología y narrativa multimedia que no persigue las modas “pero que toma decisiones inteligentes hoy para maximizar nuestras opciones mañana”.

Ingresos 

Dado que la financiación del periódico procede de fundaciones y socios, quieren poner mayor énfasis en la filantropía y detectar oportunidades de patrocinadores y eventos y generar fondos adicionales para la innovación.

“El mayor peligro en nuestra industria es la complacencia. Necesitamos profundizar en el espíritu pionero y valiente que condujo The Texas Tribune en el primer día. Casi nueve años después, es hora de que nos sintamos un poco incómodos de nuevo”

The Texas Tribune fue fundado en 2009 por John Thornton (un inversor de Austin  apasionado creyente de los medios públicos), Evan Smith (el veterano editor en jefe de Texas Monthly y presentador de un programa semanal de entrevistas en estaciones de PBS), y Ross Ramsey (ex propietario y editor de Texas Weekly, el principal boletín sobre política y gobierno del estado, ahora rebautizado como The Blast).

Más información:

Journalism That Stands Apart – Plan Estratégico del New York Times (2017)

Deja un comentario