La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha presentado la decimoquinta edición del informe de la Profesión Periodística, de la que, entre los datos positivos, constata un nuevo descenso, el quinto consecutivo, del paro registrado en el sector periodístico, que baja de los 7.000 profesionales, situándose en 6.828 parados -la cifra representa a los parados registrados como periodista en primera opción en los servicios públicos de empleo.

Según la APM, “a pesar de tratarse de un dato positivo, dicha cifra es un 50% superior a los 4.546 parados registrados antes de la crisis que comenzó en 2008. Respecto al reparto por sexos, “se mantiene: de cada 10 parados, seis son mujeres y cuatro, hombres”, informó Luis Palacio, director del Informe, en la presentación, celebrada el 13 de diciembre en la sede de la APM.

La primera conclusión del informe, según Luis Palacio, es la evidencia de que los periodistas nos estamos moviendo en un entorno cada vez más complejo, tanto desde un punto de vista laboral -ya que la precarización sigue aumentando-, como desde el punto de vista profesional, debido a los continuos cambios tecnológicos y al endurecimiento de las condiciones de trabajo de los periodistas, “sometidos a continuas presiones contra la libertad de información y el derecho  a no revelar las fuentes”, señaló.

Victoria Prego: “El salario es demasiadas veces directamente humillante”

En el informe, la presidenta de la APM, Victoria Prego, indica: “Entre los autónomos, la figura del periodista que trabaja para varias empresas es cada vez mayor y llega en este 2018 a situarse en el 50%, lo cual es una prueba más de que los precios que se pagan por las colaboraciones, lo mismo que los salarios, están cayendo en demasiadas ocasiones por debajo del nivel de la proletarización de este oficio. Esa es una realidad que están padeciendo muchos de nuestros compañeros y la inmensa mayoría, por no decir la totalidad, de los periodistas jóvenes.”

“En estos momentos, a la multiplicación de las tareas que se le piden a un periodista en ejercicio –la crónica en la versión digital, la segunda crónica para el papel, la intervención en la radio y la presencia también en alguna de las cadenas de televisión– se suma la «compensación» de un salario demasiadas veces directamente humillante”, apunta Prego, y agrega: “Y no exagero nada. Por supuesto, al mismo tiempo se está produciendo un fenómeno que era previsible y es que los intentos de muchos profesionales de la información que se han visto expulsados de sus empresas y que han intentado montar ellos mismos o con otros compañeros una pequeña empresa propia, han fracasado en porcentajes suficientemente importantes como para merecer ser señalado en este informe anual. Por eso no deja de crecer el número de periodistas autónomos malgré eux que necesitan completar sus ingresos realizando otras actividades que no tienen nada que ver con el periodismo”.

En el informe se detallan los problemas a los que se enfrentan estos profesionales parcialmente expulsados del mercado de la información: escasez de clientes, insuficiente pago de las colaboraciones, dificultades para el cobro y, por si fuera poco, las cargas fiscales a las que han de hacer frente, subraya Prego.

Empujados a prejubilarse o a jubilarse directamente

“La crisis económica trajo drásticos recortes de plantilla en los grandes medios de comunicación y el resultado es el de miles de periodistas con experiencia y conocimientos sobrados que se han visto empujados a prejubilarse o a jubilarse directamente; esto en una profesión en la que la jubilación obligatoria no existe. Pero la posibilidad de reengancharse en otro medio se ha reducido extraordinariamente porque, como muy bien explica este informe anual, los medios demandan cada vez menos periodistas y más otros perfiles y especialidades. Y mientras tanto, las facultades siguen produciendo miles de periodistas con doble o triple titulación. En el curso 2017-2018, la oferta de las distintas universidades españolas, públicas y privadas, era de 66 grados y 83 títulos de máster en Periodismo e Información. Y aunque el número de licenciados va bajando poco a poco, baste decir que en el curso pasado 2016-2017 salieron casi 3500 graduados en Periodismo y 2800 en Técnicas Audiovisuales”, indica la presidenta de la APM”.

Deja un comentario