La recuperación del sector inmobiliario, con un repunte muy importante en los últimos tres meses, está teniendo un efecto directo sobre las cuentas de los medios de comunicación, al menos sobre la de aquellos que vieron venir un nuevo boom de la construcción y prepararon y están preparando productos específicos para sacar un rédito económico. 

Aunque los verticales dedicados a la compra-venta de inmuebles se quedaron con una parte importante del dinero que antes iba, sobre todo a las ediciones impresas, pero también a los anuncios de display o especiales en los medios digitales, el acelerado crecimiento del mercado en los últimos meses está teniendo un efecto no previsto y es que muchas inmobiliarias, promotoras y otras empresas de productos complementarios al de la compraventa de pisos, han incrementado notablemente sus partidas presupuestarias, pero invirtiendo directamente en anuncios en medios impresos y digitales, sin dejar de lado lógicamente la presencia en los portales inmobiliarios.

Fuentes del sector inmobiliario consultadas por este medio explican que “puede que sea algo coyuntural. Es verdad que, nosotros, por ejemplo, estamos invirtiendo ahora en periódicos impresos mucho más que en todos los últimos cuatro o cinco años juntos, por varias razones. Una, que en realidad no hay un gran mercado de compra-venta de viviendas. Hay bastante compradores, pero no demasiados vendedores. Hay mucha demanda en zonas concretas de Madrid, Barcelona, Valencia y algunas pocas ciudades más, y se trata de intentar captar clientes antes que los demás. Como es algo que puede que remita en cierto tiempo, porque no se sabe si va a ser sostenible, hay cierta lucha entre los actores del mercado, sobre todo en ciudades, para hacerse con esos clientes, y la publicidad en medios tradicionales sigue siendo muy efectiva, cuando no se trata de algo muy específico. Si una persona quiere comprar una vivienda en una zona no demasiado restringida, los anuncios son muy efectivos. La prensa nos da lo que no nos dan los verticales: entrevistas, presencia, poder contar las cosas de manera diferencial: si nuestra inmobiliaria tiene pisos en Realidad Aumentada, cómo son las viviendas o por qué es buen momento para comprar una u otra, etc”.

Influye mucho el descenso de precios de la edición impresa

Pero, uno de los detalles que ha hecho a parte del mercado inclinarse hacia los medios tradicionales y los online, y no invertir tanto en verticales, es “el precio de los anuncios en prensa escrita. La verdad es que ahora es más asumible. Los precios han bajado mucho y el impacto que te sigue ofreciendo la prensa impresa es muy grande. Por ejemplo, un especial sobre “Dónde comprar piso en Madrid”, en el que se puede explicar qué tiene cada zona de valor, y los precios, y algunas ofertas, moviliza mucho a posibles compradores. Eso no nos lo dan los verticales. Cuando hemos visto los precios de los anuncios impresos, hemos apostado de nuevo por fomentar estos especiales, porque nos salen las cuentas, pero tienen que ser especiales muy orientados a compra, a call-to-action. No nos interesan tanto los especiales de ferias o sectoriales”.

Desde algunos medios de comunicación han confirmado también este incremento de ingresos procedentes del sector inmobiliario, “pero sólo si te has movido. Si has estado en contacto con ellos y vas con propuestas muy atractivas, sobre todo de especiales con información útil. Lo que no podemos predecir es cuánto durará, pero la verdad es que algo se está notando”.

Deja un comentario