El Mundo se fija ya también como objetivo a corto plazo “cobrar por los contenidos”

El director de El Mundo, Francisco Rosell, considera que el principal reto de los periódicos es el pago de contenidos, un “objetivo muy a corto plazo” para su diario, que ya está estructurando su redacción a tal fin y pretender ser “vanguardia” en este modelo de negocio en España, informa La Vanguardia.

Rosell (1956, Puertollano, Ciudad Real), que ha superado el año al frente de El Mundo, insiste en una entrevista con Efe en que el periodismo de calidad no puede ser gratis y reconoce que ya trabaja en el diseño del pago por las informaciones de internet.

Pregunta: ¿Ha tenido tiempo, tal y como anda la actualidad, de hacer balance de su andadura el frente del diario?

Respuesta: La verdad es que en un año ha pasado lo que, si se me permite la broma, en un siglo. Me hice cargo de la dirección del periódico con el atentado de Londres y a partir de ahí hemos asistido a todo el proceso catalán, a un referéndum de independencia, elecciones, cambio de gobierno… Todo ha sido un verdadero vértigo.

La verdad es que hemos procurado atender muchísimo, como periódico de influencia, todos los acontecimientos y hacer los cambios de transformación digital, una urgencia en el periodismo.

P: ¿Satisfecho entonces con su primer año?

R: Creo que sí, primero porque hemos confirmado el liderazgo en internet con 57 millones de usuarios, de los cuales únicos son 21 millones, y 600 millones de páginas consultadas.

Luego el negocio del papel lo hemos procurado sostener, incluso mejorar nuestra oferta.

P: Cuando se puso al frente de la redacción, ésta había pasado un tiempo convulso, con varios directores, un ERE… Lo primero que hizo al llegar fue prometer estabilidad. ¿Cómo van las cosas a ese respecto?

R: Soy un hombre de la casa, llevo en El Mundo prácticamente desde su fundación como director de El Mundo de Andalucía, por tanto conocía muy bien la casa, el capital humano extraordinario que había en la redacción.

Es verdad que como consecuencia de los cambios en la dirección y el momento no demasiado boyante para los medios de comunicación se dieron dos circunstancias que lo hicieron especialmente un reto profesional y personal.

Quería un periódico que sorprendiera por los temas que llevara, con exclusivas de periodismo de investigación, pero que no desconcertara a nuestros lectores y yo creo que eso se ha conseguido.

P: Cerrado ese primer año, ¿cuáles son los planes?

R: En un momento de confusión en el mundo de la comunicación, en el cual la gente parecía que podía informarse por cualquier lugar, la crisis de las ‘fake news’ ha hecho que los lectores busquen medios de referencia, marcas que garanticen el contenido de la información. La gente ya repara en quién le informa y eso es muy importante para recuperar la posición de los medios.

El reto principal es que los periódicos vayamos al pago de contenidos, como ocurre en todo el mundo. España es una excepción. La información no es gratis, requiere profesionales solventes que tienen que dedicar su tiempo a investigar asuntos y a contrastar.

Seguir leyendo la entrevista

Deja un comentario