El MIT (Massachusetts Institute of Technology) ha decidido ir contra la tendencia del mercado y en un momento de dificultades generales para los medios impresos, ha decididoacaba de apostar fuertemente por el formato impreso de su popular revista de tecnología, la MIT Technology Review, probablemente una de las cuatro o cinco más potentes que se editan en el mundo académico, junto con, por ejemplo, la Harvard Business Review. La universidad ha decidido renovar la revista, rediseñarla e incluso cambiar levemente de marca, para dirigirse a un público que quiere leer información reposada de calidad en formato impreso.

El consejo directivo de la revista, además, ha decidido ampliar los contenidos de su edición impresa para que deje de ser sólo una colección de artículos y pase a  tener su propia actitud y forma de contar historias, incluso cuando republique los artículos que ya se han dado a conocer en la versión web.

“Cuando publicas seis veces al año, realmente no aportas ningún valor añadido simplemente pasando a un formato impreso todo lo que se ha ido publicando”, dijo Elizabeth Bramson-Boudreau, directora ejecutiva y editora de MIT Tech Review, en una entrevista en NiemanLab.

 

Bramson-Boudreau, quien ha estado a la cabeza de la publicación algo más de un año, considera que se necesitaban argumentos más “convincentes” que los que venía ofreciendo actualmente, tras entrar en juego la edición digital, para que el lector de la edición impresa pagara por ella. De ahí el rediseño y cambio de marca.

La revista, que nació hace 119 años, está ahora ahondando en el rediseño, basándose en su historia gráfica, pero actualizándola a los nuevos tiempos.

“Parecía apropiado que abordáramos el rediseño de MIT Technology Review apropiándonos de las mejores ideas de nuestro pasado y actualizándolas para los medios modernos”escribió Eric Mongeon, director creativo de la publicación la semana pasada. El nuevo tipo de letra de la revista, Neue Haas Grotesk, se basa en Helvetica, la fuente que MIT Tech Review usó en los años sesenta. También se incluirán nuevas fuentes de la familia robotic. “Hace cincuenta años, esta institución ocupaba un lugar en la vanguardia del diseño gráfico estadounidense”, escribió Mongeon. “Con este rediseño, tenemos la intención de honrar y aspirar a recuperar ese patrimonio”.

El producto final es algo así como un libro. El renovado Tech Review tiene el mismo número de páginas que solía tener y seguirá publicándose seis veces al año. Pero además del cambio en el contenido, la nueva edición impresa contará con un papel más pesado y un énfasis en el diseño gráfico y será, como lo expresó Bramson-Boudreau, “una experiencia visual completamente diferente“. El matrimonio de arte y datos será una de las constantes a lo largo de la revista.

Cambio en los contenidos

A partir de ahora, cada edición impresa también se centrará en un tema en el ámbito de la tecnología y la ciencia (primero: IA y robótica, que se publicará en el número de julio / agosto).

Cada tema se dividirá en tres partes: el “Cómo”, el “Ahora” y el “Siguiente”. El “Cómo” asegura que cada lector esté en el mismo campo de discusión, antes de pasar a las discusiones actuales sobre un tema (el “Ahora”). El “Siguiente” rastrea dicha tecnología hacia el futuro, con artículos académicos pero también con una historia de ciencia ficción sobre la tecnología de la que se está hablando:  “Eso algo divertido que nos permite explorar los eventos en torno a lo que esto podría significar para el futuro”, dijo Bramson-Boudreau .

Deja un comentario