El Huffington Post es otro de los medios internacionales que está replegando su expansión fuera de Estados Unidos. La edición alemana del medio fundado en 2005 por Arianna Huffington, Kenneth Lerer y Jonah Peretti, se cerrará en breve. Aunque no han trascendido oficialmente los motivos, la caída de la publicidad digital está afectando a franquicias que basaban sus ingresos en informaciones preparadas para captar muchos clicks (no necesariamente faltas de calidad), pero sin posibilidad de plantear muros de pago por el tipo de información que realizaban. Esto, unido a discrepancias sobre la ubicación de la redacción, pueden ser los motivos del cierre.

Según publica Meedia.de, la publicación, de no alcanzar un acuerdo de última hora, dejará de actualizarse a partir del 31 de marzo. La franquicia alemana se puso en marcha en octubre de 2013, bajo un acuerdo de licencia comercial con, BurdaForward que ha sido la responsable de los contenidos y la monetización. BurdaForward publica medios como Focus, The Weather Channel, Finanzen100, Netmoms, CHIP y otros, y es una de las más destacadas agencias germanas de publicidad nativa.

“Estamos muy orgullosos del desarrollo del proyecto en estos cinco años. Agradecemos a todo el equipo su gran compromiso y pasión”, comentaba la directora gerente, Tanja Waldeck, en un comunicado de prensa.

La petición de que se mudaran a Berlín puede haber influido

El anuncio de cierre ha sorprendido porque Burda reconoció en octubre pasado que iban a trasladar la redacción del Huffpo a Berlín, aparentemente una solicitud del socio estadounidense, en aras a cubrir mejor los eventos políticos, las tendencias de estilo de vida y los eventos sociales de la metrópolis. La sede de Burda, donde se concentran las redacciones de sus medios, está en Munich. Esta petición podría haber afectado al acuerdo entre la propietaria estadounidense y los licenciatarios.

El cierre afectará a 13 empleados. Ahora se decidirá individualmente sobre cómo pueden continuar con BurdaForward. No está previsto licenciar la edición alemana en el futuro a otra compañía de medios.

Deja un comentario