Político es uno de los medios internacionales cuyos ingresos por suscripciones de pago más crecen. Si en 2016, el pago por contenidos suponía un 30% ya de sus ingresos totales, un año después roza ya el 50% y se espera que a lo largo del año que viene, merced a ese incremento de ingresos en pago por contenidos, la empresa alcance el break even.

El resto de ingresos proviene, lógicamente de publicidad, pero también en una parte destacada de eventos, una de las líneas de negocio en la que, pese a no ser novedosa o exclusiva de la era digital, más están incidiendo los medios en cuanto a diversificación de negocio.

Pero son los pagos por contenidos los que marcan la diferencia. El modelo de pago por contenidos de Político y también de Político en Europa no es, tal vez, trasladable a otros medios, pero sí puede servir de referencia para encontrar modelos propios.

Y no es trasladable, porque Político Europa tiene su nicho, en una parte importante, en los miembros de lobbies o en europarlamentarios o gabinetes de partidos políticos, al igual que en EEUU, en donde creció este medio, es una referencia casi obligada en todo aquello que atañe a la Casa Blanca o a la política estadounidense.

En Europa, la oficina de Bruselas de Político controla de tal modo cuanto sucede en el europarlamento que, en muchas ocasiones, los parlamentarios se enteran antes de lo que sucede en el parlamento a través de Político que dentro del propio parlamento.

La oficina bruselense de Político, en la que trabajan más de 70 periodistas, desarrolla productos bastante verticales, muy especializados, para dar respuesta a las necesidades de europarlamentarios y lobbies.

Parte del éxito se debe a su alianza con el grupo editor de origen aleman Axel Springer, con quien formó join venture en 2014, para adquirir European Voice, el periódico que entonces cubría la política europea, y que cambió en abril de 2015 de nombre a Político, ya bajo el paraguas de ambas editoras.

European Voice fue fundado por The Economist Group en 1995 y en 2013 se vendió a la compañía francesa Selectcom, propiedad de Shéhérazade Semsar de Boisséson. Axel Springer ha permitido a Político Europa adaptarse rápidamente al nuevo entorno y trasladarle su know-how. 

Lanzamiento en Europa de Data Point

Pero si las suscripciones de pago por la información que ofrecía Político Pro en Europa ya eran importantes, Político acaba de lanzar un nuevo servicio de pago para tirar aún más de las ventas: Data Point, una plataforma de periodismo de datos, que se da como parte de su servicio premium, y que ya lleva funcionando varios años, con éxito, en la edición estadounidense.

DataPoint es una biblioteca de presentaciones de datos que se pueden personalizar y descargar. Un equipo de periodistas de Político y analistas de datos realizan investigaciones y elaboran análisis complejos en diapositivas ordenadas para uso profesional.

DataPoint permite a los lobbies europeos y a los europarlamentarios y sus gabinetes crear presentaciones de manera sencilla, basándose en esos informes y esas plataformas, lo que le permite ahorrar tiempo y recursos.

“Comenzando con DataPoint, estamos invirtiendo mucho en periodismo de datos y herramientas para profesionales“, comentó días atrás Johannes Boege, director de producto de Político Europa, cuando se presentó la plataforma.

“Los suscriptores de Político Pro ahora tendrán nuestro inestimable periodismo e inteligencia y herramientas de datos fáciles de usar a su disposición. Nuestro objetivo es capacitar a los profesionales para que sus decisiones sean más adecuadas”.

Los suscriptores tendrán acceso a la biblioteca completa que abarca todas las áreas de política que cubre Político: tecnología, agricultura y alimentos, energía y clima, servicios financieros, cuidado de la salud, transporte, comercio, Brexit, sostenibilidad, datos y digitalización, presupuesto y competencia. Los DataPoints están disponibles en formatos PPT, PDF y JP

La idea es ir poniendo a disposición de los suscriptores tres análisis semanales, que se están uniendo desde principios de abril a los 30 que se habían desarrollado antes del lanzamiento para que  hubiera una base mínima de estudios de inicio.

Deja un comentario