El Foro Económico Mundial ha publicado cinco recomendaciones que deben tenerse en cuenta sobre el futuro del periodismo, tomando como referencia, en parte, un informe del Reuters Institute, de la Universidad de Oxford. El artículo lo firman precisamente dos representantes de esta universidad, Rasmus Kleis Nielsen, profesor de comunicación política y director de investigación y Meera Selva, Directora del Programa de Becas de Periodismo del Instituto Reuters.

Según los autores, “el auge de los medios digitales ha permitido informarse a las personas en todo el mundo, pero también ha permitido difundir la desinformación y la demagogia y ha socavado la financiación del periodismo profesional tal como lo conocemos. El cambio de un entorno de medios definido por la difusión y los periódicos a un entorno digital, móvil y dominado por la plataforma es el cambio más fundamental en la forma en que nos comunicamos desde el desarrollo de la imprenta, y estamos a solo treinta años de un período que se remonta a la invención de la World Wide Web en 1989″.

Algunas tendencias generales clave, apunta el Foro, se pueden documentar claramente, y en ocasiones están en desacuerdo con gran parte de lo que centra el debate público.

Estas son las cinco claves que el Foro recomienda conocer, “todas respaldadas por investigaciones basadas en evidencia”.

1.- Las plataformas controlan el acceso a las audiencias

Nos hemos mudado, dice el artículo, de un mundo donde las organizaciones de medios eran guardianes a un mundo donde los medios aún crean la agenda de noticias, pero las compañías de plataformas controlan el acceso a las audiencias. Los medios de comunicación establecidos tienden a estar en el centro de las discusiones en línea de, por ejemplo, las elecciones, y con frecuencia impulsan la agenda. “Pero nos hemos mudado de un mundo donde las organizaciones de medios controlaban tanto el contenido como los canales e íbamos a las noticias directamente yendo a una emisora ​​o periódico específico, a un mundo cada vez más caracterizado por el “descubrimiento distribuido”, donde las organizaciones de medios aún crean contenido, pero la gente accede a él a través de canales como motores de búsqueda, redes sociales y agregadores de noticias”.

En 2018, dos tercios de los usuarios de noticias en línea encuestados en 37 mercados diferentes en todo el mundo “identificaron estos canales de información distribuida como su principal forma de acceder y encontrar noticias en línea. Entre los menores de 35 años, tres cuartas partes dependían principalmente de las redes sociales, los motores de búsqueda y similares.

2 .- Los temores por las burbujas de filtro están fuera de lugar

Los feeds de las redes sociales, los resultados de los motores de búsqueda y la exposición incidental (donde la gente se encuentra con noticias mientras hacen otras cosas en línea) “lleva a las personas a fuentes de información más y más diversas. Si bien existen cámaras de eco, donde las minorías altamente motivadas seleccionan dietas de noticias aisladas y comunidades de ideas afines, los temores de las burbujas de filtro generadas algorítmicamente, actualmente parecen estar fuera de lugar. La investigación empírica ha confirmado que los motores de búsqueda y una amplia gama de diferentes redes sociales, incluyendo Facebook, Twitter y YouTube, demuestran que las personas pueden utilizar más fuentes de noticias diferentes, incluidas fuentes más diversas que no buscan por su propia voluntad.

3.- El periodismo, a menudo, está perdiendo la batalla por la atención de la gente y la confianza

Si bien una pequeña minoría de lectores está sumamente interesada en las noticias y tiene acceso a ellas varias veces al día, un número mucho mayor de personas accede a las noticias menos de una vez al día, indica el Foro Económico.

Segmentados por el interés en las noticias y la frecuencia de acceso, “los datos de nuestra encuesta de 37 mercados muestran que los más interesados en las noticias, lo que acceden bastantes veces al día, representan solo el 17% del público, los de leer las una vez al día representan aproximadamente la mitad (48%) y los usuarios ocasionales, que acceden a las noticias con menos frecuencia que una vez al día, 35%”, indican los profesores de la Universidad de Oxford.

Estos patrones de uso de noticias apuntan a “un futuro con una desigualdad de información mucho mayor, no debido a la falta de acceso sino debido a un interés limitado, un bajo compromiso y, en algunos países, poca confianza en las noticias”, indica el informe.

4.- Modelos de negocio aún débiles, lo que debilita el periodismo y provoca vulnerabilidad

Incluso treinta años después de la invención de la World Wide Web, la mayoría del periodismo profesional todavía está financiado por los periódicos. Y se estima que el 90% de los ingresos de los editores en todo el mundo todavía provienen de la impresión, apuntan los autores del artículo.

En muchos casos los ingresos digitales están creciendo lentamente y, donde existen, están bajo una presión considerable. La mayoría de estas formas de financiación para el periodismo profesional “disminuirán a medida que sigamos avanzando hacia un entorno de medios más digitales donde las plataformas como Google y Facebook capturan la mayor parte de la publicidad, lo que lleva a más recortes de empleos en las redacciones”.

El riesgo aquí “no es simplemente la reducción de personal y una menor cobertura de muchos temas importantes, sino también un negocio menos robusto del periodismo, que será más vulnerable a la captura de los medios por parte del Estado o de propietarios políticamente motivados, y a la presión de los anunciantes”.

5.-  Las noticias son más diversas que nunca y, en muchos casos, el buen periodismo es mejor que nunca

“Está claro -apuntan los autores del artículo- que la reducción de costes, la mayor presión para producir más historias a través de más canales y un ciclo de noticias 24/7 ha llevado a un gran volumen de periodismo más superficial. Al mismo tiempo, los medios digitales también han permitido escuchar diferentes voces marginadas y ofrecer acceso a una gama mucho más amplia de diferentes fuentes y puntos de vista. Y el buen periodismo en muchos países hoy en día es, en cierto modo, mejor que nuncamás independiente de las élites poderosas, más accesible, más oportuno, más informativo, más interactivo, más comprometido con su audiencia”.

¿Hacia dónde nos dirigimos?

Estas cinco tendencias “no serán las mismas en todos los países. Se diferenciarán claramente según el contexto cultural, económico, político y social. Y con el desarrollo continuo de la inteligencia artificial, los sistemas operados por voz y la integración de medios digitales conectados en más y más objetos cotidianos, estamos claramente en las primeras fases de este cambio fundamental”, apuntan los autores del informe, y agregan que “a medida que avancemos, el periodismo profesional independiente será más importante que nunca para ayudar a las personas a comprender los principales desafíos y oportunidades que enfrentamos, desde los eventos locales del día a día hasta los problemas globales. Pero a medida que cambia el negocio de las noticias, el periodismo también se arriesga a volverse menos robusto y, en última instancia, incapaz de ayudar al público a entender nuestro tiempo o exigirle cuentas al poder. Este desafío solo se ve agravado por una hostilidad política cada vez más abierta hacia el periodismo profesional independiente, en el peor de los casos, una verdadera guerra contra el periodismo”.

En ausencia de informes profesionales independientes que proporcionen información precisa, análisis e interpretación, indican los autores, “el público se apoyará cada vez más en fuentes y rumores interesados ​​que circulan en línea y fuera de línea, un cambio que afectará tanto el proceso político como la sociedad civil y la empresa privada. Por tanto, el periodismo profesional independiente es esencial tanto para el bien público como para la política y la empresa privada”.

1 COMENTARIO

  1. ¡Excelente artículo! gracias por compartir esta información que, sin duda, es clave para prepararnos a este escenario que se anticipa en el ejercicio de nuestra profesión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here